Mi vida detrás de la mira Abril 2012

FEDERACION MEXICANA DE CAZA, A .C.

logo FEMECAAbril 9 de 2012

Mi vida detrás de la mira
Por Rodolfo Rizo Nájera

CAPÍTULO 1

Les voy a platicar amigos como fue mi gusto por el deporte del tiro al blanco y cacería siendo tan solo un niño de seis años.

Como cualquier niño con padre tirador me inquietaba mucho el hecho de ser igual a mi papá, soñaba con ir de cacería, llevarle a mi mamá los animales para que nos preparara unos ricos guisados, pero jamás pensé que mis sueños se hicieran realidad y menos todas las satisfacciones que este deporte dejaría marcado en mi vida para siempre.

 

Esta aventura comienza cuando esta amaneciendo un domingo, mi padre nos dice a mi hermano y a mi, espero que estén listos para ir a su primera cacería ¡tengan estos cartuchos calibre 22!, póngalos en su bolsa derecha, aquí están sus rifles y no olviden lo que les he enseñado ya que es muy importante para no tener algún accidente que no apunten a ninguna persona, recuerden sincronizar sus miras y jalar el gatillo despacito para que no den jalon, todo el camino me la pase pensando en lo bien que nos la pasaríamos a la vez que los nervios no me dejaban concentrar y de la adrenalina hasta el frío se me olvido, ya llegando me dijo Rudy cuélgate el rifle en el hombro y con el cerrojo abierto, yo iba de tras de él observando sus movimientos entre las arboledas y con el corazón latiendo cada vez mas aprisa por que era mi primera cacería y lo que mas quería era disparar el arma y sentir la emoción de tener en la mira a la presa, de pronto mi padre se detiene y me dice: ves aquella paloma que esta en aquella rama y yo no veía nada, ,me dice fíjate bien, traté de controlar mi emoción y por fin vi mi primer presa, una sonrisa nerviosa se dibujo en mi rostro, mis manos temblando, me dice mi padre pásate delante de mi, descuélgate el rifle, saca un tiro, ponlo con cuidado y cierra el cerrojo, apunta como te dije al centro y jala el gatillo con seguridad, en mi mente pasaba de todo, si la fallo mi papa ya no me va a volver a traer, si le pegó ya la hice, pero tenia que concentrarme y dejar de pensar en el qué pasará, logre controlarme y que disparo y mi sorpresa fue que esa paloma calló muerta, mi papá me abrazo y me dijo unas palabras que marcaron el inicio de esta aventura, me dijo Rudy que ¡buen tiro! vas a ser un buen cazador, saca el casquillo deja el cerrojo abierto y vamos por tu paloma, la levante con ambas manos y la contemplaba pensando que se me hacia difícil creer que yo la había cazado en mi primer tiro, al mismo tiempo que contaba cuantos tiros traía en mi bolsillo para saber con cuentas palomas iba a regresar a mi casa.

Al finalizar la cacería a las 2 ó 4 de la tarde había cobrado 5 palomas y 3 tiros fallidos y 2 palomas que volaron en el momento que iba a disparar, era cuando mi padre me decía, cuidado el rifle esta cargado y con su mano detenía el rifle hacia arriba y me decía no apuntes a cualquier parte, apunta hacia arriba y saca el tiro con mucho cuidado y me dijo guárdalo en tu bolsillo, el cerrojo abierto y el rifle colgado, sígueme, al llegar al auto, ahí nos esperaban mi tío Chano y mi hermano Toño, mi padre guardo los rifles y nos pidió los cartuchos, recojan ramas y tráiganlas aquí, mi papa ya tenia 3 piedras y un comal, prendieron la lumbre y tenia a lado un atado de servilletas de tela, sacaban de ahí quesadillas que mi mamá nos había mandado, de frijol, carne adobada y de fideo seco, y a comer se dijo, apagaron la lumbre con agua que sacaban de un arrollo que pasaba junto a nosotros, ahora se que era un canal de riego, sacaron una bolsa de panques de nata que mi mama nos había mandado, mi hermano y yo nos comimos 3 o 4 cada uno, partimos al Distrito Federal y a dormir después de un día tan agitado, llegando a casa lo que mas quería era mostrar a mi mama mis 5 palomas que había cazado, mi mamá me dio un beso, y fue ahí donde se despertó esta gran pasión por la cacería, era una experiencia única el preparar todo el equipo para salir muy temprano de cacería, iba con mi mejor maestro que era mi Padre y las ganas que tenia de caminar, buscar a la presa, comernos el almuerzo de mi mamá, respirar aire puro, sentir en las venas esa emoción de saber que al llegar a casa mi mamá iba a estar orgullosa de mi, era lo que me motivaba a continuar con esta aventura, después de esta cacería nos llevaron a cinco cacerías más.

Yo los invito amigos a que motiven a sus hijos para que los acompañen en sus cacerías ya que ello va a ser un momento único y la convivencia que se tiene con los padres es invaluable, déjenle ver a sus hijos que pueden alcanzar sus metas por ellos mismos y que no importa lo cansados o desvelados que estén siempre que quieran algo lo puedan lograr a base de su esfuerzo para que vean el verdadero significado que es ganarse algo por ellos mismos y sientan el valor que tienen las cosas, por que tal vez todo se los den, pero cuando les cuesta trabajo ganarse algo lo valoran más, así como me paso a mi, gracias a que mi Padre me motivo y dejó que conviviera con la naturaleza, tengo hermosas experiencias y muchas anécdotas que contar

Rodolfo Rizo Nájera


FEDERACION MEXICANA DE CAZA, A .C.

logo FEMECA

 

AMIGOS CAZADORES:

Les comunicamos que la MESA DIRECTIVA de la FEDERACION MEXICANA DE CAZA, A.C. ha determinado que a partir de esta fecha, los socios mayores de 75 años no pagaran cuota anual

Atentamente

“CAZAR ES CONSERVAR”

DR. CARLOS MORENO FERNANDEZ

PRESIDENTE

Facebook

300px SEMARNAT logo18 24

 

 FihLcR 400x400

 

sader 610x389

                      soy outdoor